Proweb

Todo lo que buscas en un click

COLESTEROL Y EL RUNNING

Una forma eficaz de reducir el colesterol “malo” de tu organismo es realizar ejercicio físico de manera rutinaria. El ejercicio físico se ha demostrado científicamente que reduce el colesterol “LDL” o de baja densidad aunque no haya asociada una pérdida de peso.

Son ya numerosos los beneficios que obtenemos realizando ejercicio físico de manera habitual. Cuando hablamos de ejercicio podemos considerar todo tipo de ejercicio desde correr, ir en bicicleta, caminar rápido, ….

Algunos de los primeros beneficios demostrados fueron para el corazón, posteriormente para la circulación y poco a poco fueron demostrándose beneficios para otras enfermedades tales como contra la obesidad, la hipertensión, la artritis o la osteoporosis.

Hay estudios que indican que todos los individuos que hacen algún tipo de actividad, independientemente de la cantidad o de la intensidad del ejercicio realizado, presentan  mayores beneficios que los sujetos pasivos, que son aquellos que llevan una vida muy sedentaria y no realizan ningún tipo de ejercicio.

LOS MOTIVOS DEL COLESTEROL

Los motivos de que ocurra esto, son fundamentalmente debidos a una cuestión del tamaño de las proteínas que transportan al colesterol por el torrente sanguíneo para nutrir los tejidos y cuya unión se conoce como lipoproteínas. Los estudios dicen que cuanto más pequeñas y densas sean estas partículas mayor riesgo existe de sufrir altos niveles de colesterol en sangre. Sin embargo,  cuando las proteínas sobre las que éste se desplaza por la sangre son grandes el riesgo del aumento de colesterol se reduce notablemente.

Pero no debemos olvidar que la causa de la hipercolesterolemia suele ser debida generalmente a una dieta inadecuada, ya que las dietas ricas en grasas saturadas hacen que aumente el colesterol en sangre. Es por ello, que si al ejercicio regular le añadimos una alimentación equilibrada las posibilidades de reducir el colesterol “malo” y por lo tanto, el las de reducir el riesgo cardiovascular son aún mayores.

Sería suficiente con caminar deprisa unos 20-30 minutos diarios para conseguir estos efectos, aunque si eres de los que prefiere correr los beneficios serán aún mayores. Esto es así, porque se ha demostrado con estudios, que los individuos que tenían una mayor reducción de colesterol también realizaron ejercicios con una mayor actividad de intensidad. Como conclusión, diremos que un ejercicio más intenso puede reducir en mayor medida tu nivel de colesterol si lo comparamos con uno de menor intensidad.

Si eres de los que tiene niveles de colesterol alto y estás cansado de dietas, prueba a ponerte tus zapatillas de running y tu pulsómetro, sal todos los días un rato a correr o caminar rápido y verás en poco tiempo reducidos tus niveles de colesterol en sangre. ¡Haz la prueba!

 

 

  • Published On : 4 semanas ago on septiembre 22, 2017
  • Author By :
  • Last Updated : septiembre 22, 2017 @ 8:44 am
  • In The Categories Of : Deportes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

';

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies